Error en la base de datos de WordPress: [Table './rodrilos_newsok/wp_l24bd_wpcounter_visitors' is marked as crashed and should be repaired]
SELECT COUNT(*) FROM wp_l24bd_wpcounter_visitors WHERE ip= '3.239.91.5' AND visit_date='2024-04-17'

Error en la base de datos de WordPress: [Table './rodrilos_newsok/wp_l24bd_wpcounter_visitors' is marked as crashed and should be repaired]
SHOW FULL COLUMNS FROM `wp_l24bd_wpcounter_visitors`

Lucha climática necesitará más dinero público y privado

El recién nombrado comisario europeo de Acción por el Clima, Wopke Hoekstra, asegura que será «totalmente independiente» en su cargo y defenderá la lucha contra el cambio climático, para la que, advierte, «se necesitará más dinero público y privado», y donde espera trabajar «hombro con hombro con América Latina».

En una entrevista con EFE en Madrid en su primer día oficial como comisario europeo, marca distancias de las críticas que ha recibido por su pasado laboral en el sector petrolero, subraya su compromiso con la acción climática y adelanta que este «problema global» necesita «más responsabilidad por parte de todos».

«La realidad es que la acción climática en todo el globo va a pedir una importante cantidad de dinero público y de dinero privado, no solo en próximos dos o tres años, sino en las próximas décadas, y no hay soluciones fáciles ni salidas fáciles para ninguno de nosotros, esto tendrá costes y, si ves los impactos en Eslovenia, España o Grecia, te das cuenta inmediatamente de que esto se va a volver más caro», declara.

Por ello, considera que «va a haber una obligación» de todos los países -«también los europeos»- de ayudar «a todo el mundo».

Trabajar «hombro con hombro» con América Latina

El holandés inició hoy en Madrid su primera gira como comisario de Acción Climática y «de manera muy deliberada» viajará la próxima semana a Brasil y a Chile.

«Brasil es, por supuesto, un importante actor a escala global y también una voz líder en América Latina, que está donde debe estar -dentro de la acción climática-, igual que Chile, un actor muy proactivo en el combate del cambio climático», expone.

Hoekstra valora que España haya «hecho un trabajo estupendo de años en cuanto a las relaciones con América Latina», con quien cree que la Unión Europea debe «enfocar este problema global».

«Tiene todo el sentido que enfoquemos este problema global con verdaderos aliados a través del globo, especialmente con nuestros amigos de América Latina», apunta.

Sobre la propuesta de algunos países latinoamericanos de condonar deuda pública por acción climática, el comisario se limita a decir que es el momento de trabajar «hombro con hombro».

«Es el momento de ser compañeros, de estar hombro con hombro en la batalla que estamos enfrentando, porque es cambio climático, pero también es una cuestión de pobreza, de desarrollo sostenible, de asegurarnos de que el mundo, en Europa, en América Latina y en el todo del globo, se vuelva un lugar mejor para todos los ciudadanos», opina.

A su juicio, se trata de «una obligación para todos los políticos, sean de donde sean y estén donde estén, norte, este, sur u oeste».

«Creo que es una obligación -añade-, hablo sinceramente, todos nosotros, también los europeos tenemos una obligación de ayudar no solo en Europa, sino en todo el mundo».

No hay más alternativa que trabajar conjuntamente

El comisario tiene claro que afrontar el cambio climático «llevará largos esfuerzos, de décadas, pero no hay alternativa a trabajar juntos».

«La naturaleza no discrimina, los desastres no distinguen, pasan en toda Europa y en todo el mundo, la humanidad no tiene más alternativa que trabajar conjuntamente, y dada la relación con América Latina muchos sentimos que tiene sentido sacar el máximo provecho de este puente», incide.

Sobre el acuerdo entre la UE y Mercosur, cuyas negociaciones se alargan ya más de dos décadas y actualmente están lastradas por algunos países europeos que alegan cuestiones ambientales, Hoesktra cree que «verá la luz», y entiende que «tiene sentido que incluya todas la preocupaciones» de ambos bloques.

Respecto a la transición energética y el fomento de las zonas de bajas emisiones en las ciudades, apunta a que «una de las cosas más importantes que hay que hacer» es «acompañar a la población» y «divulgar y comunicar la importancia» de este proceso. El objetivo es «asegurarnos de mostrar solidaridad a las personas que temen el curso de esta transición o que ven que sus puestos de trabajo están en peligro».

EFE.

Deja un comentario