Error en la base de datos de WordPress: [Table './rodrilos_newsok/wp_l24bd_wpcounter_visitors' is marked as crashed and should be repaired]
SELECT COUNT(*) FROM wp_l24bd_wpcounter_visitors WHERE ip= '3.235.172.123' AND visit_date='2024-04-16'

Error en la base de datos de WordPress: [Table './rodrilos_newsok/wp_l24bd_wpcounter_visitors' is marked as crashed and should be repaired]
SHOW FULL COLUMNS FROM `wp_l24bd_wpcounter_visitors`

Quintana Roo se encuentra libre de sargazo para Semana Santa

La surada que afecta a la Península de Yucatán, genera que la presencia mínima de sargazo en las diferentes playas de Quintana Roo, situación que aprovechan los turistas para disfrutar de las aguas de color azul turquesa del Caribe mexicano.

Los fuertes vientos que hay en la región, ayudan a que las corrientes marinas alejen las manchas de sargazo, que se han detectado en aguas del Caribe a través de satélites de la Universidad de Florida.

La Red de Monitoreo de Sargazo destacó que la presencia de la hierba marina es mínima en la mayoría de las playas de la entidad, a diferencia de otras épocas.

En Playa del Carmen y en la Playa El Recodo, este jueves 2 de marzo, se tuvo una acumulación considerable del alga, situación que afectó a los prestadores de servicio de la zona; al igual que en Mahahual e Xcalak.

Este organismo recordó que el último recalón fuerte que se ha había tenido de sargazo fue la última semana de febrero, pero que en los últimos días no se ha tenido este problema, en más de 35 playas públicas del litoral quintanarroense.

La temporada de sargazo comienza a finales de marzo, principios de abril, y se prolonga hasta julio. Durante el 2022, en Quintana Roo se recolectaron 50 mil toneladas de la macro alga, aunque en los últimos cuatro año la cifra asciende a las 200 mil toneladas.

¿Cómo contener el sargazo?
Los expertos de la UNAM nos explican que para poder contener al sargazo existen actualmente tres estrategias: “poner barreras cerca de las zonas a donde puede arribar, sacarlo del agua con unas embarcaciones especializadas conocidas como sargaceras y recolectarlo directamente de las playas”, menciona la gaceta de la UNAM.

“Los grandes hoteles han colocado barreras en el mar para impedir el paso del sargazo y lo recolectan ahí mismo; otros disponen de bandas para transportarlo desde las playas hasta una planta especial en la que se recupera la arena que atrapa. En cambio, los hoteles pequeños lo recogen de manera manual, con trinches y carretillas”, también explican al respecto.

La macroalga también es una ventana de oportunidad para reutilizarla en distintas cosas como: hacer bioestimulantes, producir fertilizantes y bloques para construir viviendas.

EL FINANCIERO.

Deja un comentario