China implementa Inteligencia Artificial que ‘resucita’ a los muertos

Utilizando una combinación de tecnologías emergentes de Inteligencia Artificial, científicos chinos han desarrollado «robots de duelo» -programas de chat que encarnan las personalidades y recuerdos de los fallecidos- en un esfuerzo por reconectar con sus seres queridos.

Yu Jialin, 29 años, ingeniero de software chino en Hangzhou, se topó con un ensayo sobre la tecnología de sincronización labial que utiliza un programa informático para hacer coincidir el movimiento de los labios con las grabaciones de voz.

Mientras repasaba el ensayo, le vino a la mente su abuelo, fallecido casi una década antes. «¿Puedo volver a ver a mi abuelo utilizando esta tecnología?» se preguntó Yu Jialin.

Su viaje para recrear a su abuelo es uno de los muchos casos que están surgiendo en China de personas que utilizan la inteligencia artificial para resucitar a sus muertos, informa Business Insider. Gracias al programa, Yu tuvo la oportunidad de decir las últimas palabras a su abuelo.

En una entrevista con el periodista de investigación Tang Yucheng, Yu explicó que tenía 17 años cuando murió su abuelo. Tras semanas de intensa dedicación, trasnochar y superar numerosos obstáculos, Yu estaba a punto de hacer realidad los resultados de su proyecto de inteligencia artificial, profundamente personal y no oficial.

«Hola, abuelo. ¿Adivinas quién soy?» preguntó Yu al programa en un momento dado.

El abuelo dio una respuesta genérica.

«Quién eres no tiene ninguna importancia. La vida es un hermoso milagro», respondió el robot, según Tang.

La cara de Yu se iluminó con una sonrisa al oír esas palabras, pero su alegría se desvaneció rápidamente. La figura del vídeo no era la de su abuelo, sino una proyección digital que Yu había creado con los mensajes de texto, fotos, vídeos y cartas de su abuelo.

«En la tecnología actual, no hacen falta demasiadas muestras para que una IA aprenda el estilo de una persona», explica a Insider Haibing Lu, profesor de información y análisis de la Universidad de Santa Clara.

Sistemas como ChatGPT, el popular programa basado en texto que imita fielmente el habla humana, ya han aprendido cómo habla o escribe de forma natural la mayoría de la gente, afirma Lu, cuya investigación se centra en la IA.

Para que Yu enseñara a su modelo de IA cómo era su abuelo, recuperó un montón de cartas antiguas de su abuela. Ella las había intercambiado con el abuelo de Yu cuando eran jóvenes, y revelaban una faceta del hombre que ni siquiera Yu había vislumbrado de niño, le dijo a Tang.

«Sólo tienes que retocar un poco los sistemas para que se parezcan en un 99% a tu persona. Las diferencias serán mínimas», dijo Lu.

El concepto de griefbot lleva años probándose, sobre todo como programas basados en IA que aprenden a imitar a los seres humanos a través de sus recuerdos, fotos y grabaciones. Pero el rápido avance de la IA generativa en el último año ha llevado la potencia y accesibilidad de los griefbots a un nivel completamente nuevo.

Los modelos antiguos requerían enormes conjuntos de datos. Ahora, los profanos o ingenieros solitarios como Yu pueden alimentar modelos lingüísticos con fragmentos del pasado de una persona y recrear casi exactamente su aspecto, su forma de hablar y de pensar.

YAHOO.

Deja un comentario